Pretenden hacer responsables a los trabajador@s cuando estaba claro desde el principio que la empresa no podía mantener una calidad mínima bajando el presupuesto aprobado para la adjudicación de la contrata, y la  Conserjería optó conscientemente por poner en riesgo la salud de los murcianos/as. 
El pasado día 8 de mayo, la empresa Valoriza que gestiona el servicio de limpieza en la Arrixaca, amenazó a los trabajadores/as con despidos inmediatos debido a que, según ellos, no podían seguir prestando el servicio con ese número de trabajadores/as en plantilla.
La Consejería de Sanidad de la región de Murcia aceptó conceder el servicio de limpieza del hospital Virgen de la Arrixaca a la empresa Valoriza que ofrecía prestar el servicio por 700.000€ menos de lo publicado para su adjudicación, un presupuesto aún menor que el ofrecido por la empresa adjudicataria en 2006. De este modo estaba claro desde el principio que la empresa no podía mantener una calidad mínima con dicho presupuesto, y al  elegirla la conserjería optó conscientemente por poner en riesgo la salud de los murcianos/as.
 
Valoriza, desde su llegada a la Arrixaca no ha sustituido a trabajadores/as que se han ido jubilando. En el día de hoy hemos asistido a un nuevo caso en relación a este asunto, un trabajador se ha jubilado y la empresa ha despedido al trabajador contratado para sustituirlo durante su prejubilación. 
Actualmente la concesionaria debe 11000 horas de limpieza al centro (es decir, no ha ejecutado once mil de las horas de limpieza programadas desde que comenzó su servicio, con el consiguiente riesgo para los pacientes) y, en ese contexto, quiere reducir drásticamente su plantilla porque dice que le sobran trabajadores/as, todo ello con el visto bueno de la Consejería de Sanidad. 
 
La empresa Valoriza pertenece al gran Grupo Sacyr Vallehermoso que participa de la mano del pp en la privatización de la sanidad en diferentes comunidades autónomas y además según los papeles de Bárcenas obsequiaba a la cúpula del pp con abultados sobres. 
 
Desde la dirección de la empresa se ha instado a los trabajadores/as a una negociación en la que han presentado dos opciones más para la plantilla, reducción del salario o suspensión de tres meses al año para la totalidad de los trabajadores/as. Cualquiera de estas opciones implica una puesta en riesgo de la salud  de los pacientes al ser totalmente imposible garantizar la limpieza del hospital y la ausencia de infecciones con menos medios materiales y humanos de los que hoy tenemos.
 
Desde la sección sindical de CGT en Valoriza consideramos inadmisible una negociación que conlleve cualquier modificación en las condiciones laborales de la plantilla ya que los dos únicos responsables de esta situación son la administración regional y la empresa Valoriza, que decidieron reducir el presupuesto para este servicio y ahora no pueden pretender que su irresponsabilidad la paguemos ni los trabajadores/as ni los murcianos/as.
 
Sección Sindical de CGT en Valoriza