"De Dios", de García Calvo - Reseña de Manuel LizcanoAutor: Manuel Lizcano

EditorialRevista de Hispanismo Filosófico (nº 2, págs. 55-57)

ISBN:

DL:

Género: Religión - Pensamiento Libertario - DIA (Desde el Interés Académico) - Cultura Libertaria

Año: 1997 (1ª edición)

Páginas: 3 (9 x 12’5 cm.)

PDF: SI (sólo PDF) - Pincha abajo

 

EN 100 PALABRAS: reseña de la obra de Agustín García CalvoDe dios” (1996) en la que, en sus propias palabras:

“…atraviesa las lindes mismas de los textos de la evangelidad de Jesús y llega al centro de la sabiduría: que el que se obceca en salvar su vida la pierde, así como la gana el que elige echarla a perder por construir la nueva humanidad, la sobrehumanización del hombre…

_________________________

 

Agustín García CalvoAGUSTÍN GARCÍA CALVO (1926-2012), filósofo, gramático, filólogo, poeta, dramaturgo, ensayista, traductor, pensador y catedrático de Folología Latina.En sus obras e intervenciones, denunció y rechazó los manejos del Poder. Fue uno de los tres catedráticos perseguidos por el régimen franquista, junto a Enrique Tierno Galván y José Luis López-Aranguren.Desdefinales de los 80’ hasta 1992 impulsó el proyecto de la Escuela de Lingüística, Lógica y Artes del Lenguaje en la que gramática, matemáticas y música iban de la mano, no separadas.

 

Manuel LizcanoMANUEL LIZCANO PELLÓN (1921-2004) perteneciente a la que él mismo llamó "generación perdida" de la posguerra civil, fue pionero de la sociología en España, siguiendo los cursos de Sociología de las Religiones en 1956 en el CNRS de París, donde trabó amistad con Enri Desroche y Edgar Morin. Procedente de la militancia obrera católica de izquierdas durante los años más duros del franquismo, fue miembro fundador del Felipe (Frente de Liberación Popular, al que después repudió por su deriva comunista) y promovió el diálogo entre los sectores más abiertos del anarcosindicalismo (que por entonces empezaba a abandonar las cárceles), del obrerismo cristiano y del sindicalismo oficial. Ante el bloqueo de las autoridades académicas de la época, fundó en Madrid el Instituto de Sociología y Desarrollo del Área Ibérica (Isdiber), de orientación iberoamericanista y comunalista, donde cursaron e impartieron cursos de posgrado eminentes figuras políticas e intelectuales de la América hispana, como el que sería presidente de Perú, Alan García. Desde esta plataforma organizó los primeros Foros Iberoamericanos, precursores de las actuales Cumbres Iberoamericanas. Mantuvo una estrecha amistad con Diego Abad de Santillán.